Texto de Cirugía Pediátrica


 

 


 

             
 

Cirugía del tórax.

Secuestro pulmonar.


Oscar Jaramillo Robledo, M.D.
Cirujano del Tórax
Departamento Clínico Quirúrgico
Universidad de Caldas
ESE Hospital Departamental Santa Sofía de Caldas
Manizales

Fernando Álvarez López
Cirujano Pediátrico
Departamento Clínico Quirúrgico
Universidad de Caldas
Hospital Infantil Universitario de la Cruz Roja
Manizales

Objetivos

 

 

 

Definición.

El secuestro pulmonar es una masa de tejido pulmonar anormal que está irrigado por arterias sistémicas y no por ramas de la circulación arterial pulmonar. Estos vasos sistémicos proceden de la aorta tanto abdominal como torácica, de las arterias intercostales, de la arteria mamaria interna y aún de la arteria subclavia. Los secuestros pulmonares se dividen en secuestros intralobares y secuestros extralobares.

Diferencias entre los secuestros intra y extralobares.
Característica
Intralobar
Extralobar
Incidencia Mayor (75%) Menor (25%)
Pleura Dentro de la pleura visceral Tiene su propia pleura
Suplencia arterial Sistémica Sistémica

Drenaje venoso Pulmonar Sistémico

Lateralidad Izquierdos el 60%
(segmento posterior del lóbulo inferior izquierdo)
Izquierdos el 90%

Anomalías asociadas

No
Sí. 15-40% *
Manifestaciones Adolescentes y adultos Neonatos y lactantes

Sexo Igual hombre y mujer Hombres: mujeres 4:1

Comunicación al TGI

Rara Más frecuente
Comunicación bronquial


Pequeña Nunca
Síntomas Infección respiratoria

Dificultad respiratoria

* Hernia diafragmática, pectus excavatum, defectos pericárdicos, fístulas A-V, anomalías vertebrales, C.I.A., ductus arterioso persistente.

Secuestro intralobar del lóbulo inferior izquierdo. Una resonancia nuclear magnética permite demostrar la presencia de un vaso aberrante que proviene directamente de la aorta.

Secuestro pulmonar extralobar del lóbulo inferior izquierdo.

Secuestro pulmonar extralobar del pulmón derecho. Nótese el aumento de volumen del hemitórax que produce dificultad respiratoria.

Son especialmente sospechosos de secuestro intralobar los episodios repetidos de infección respiratoria que afectan un mismo segmento pulmonar y, en particular, cuando es el segmento posterior del lóbulo inferior izquierdo o del lóbulo inferior derecho. Pueden ser sintomáticos por sangrado.

Radiológicamente el secuestro intralobar se evidencia como una lesión sólida, como una lesión quística o como una imagen hidroaérea.

Secuestro pulmonar extralobar que se manifiesta como una masa sólida.

El diagnóstico se basa en la demostración de irrigación sistémica de éstas lesiones pulmonares mediante el uso de arteriografía (aortografía) o de una resonancia magnética nuclear. La T.A.C. con medio de contraste también es un estudio que orienta en el diagnóstico.

Secuestro pulmonar intralobar. La arteriografía demuestra la presencia de un vaso aberrante que proviene de la aorta abdominal.

Los secuestros extralobares se manifiestan por compresión del árbol bronquial. Por carecer de conexión bronquial no presentan síntomas de infección. Se encuentran con alguna frecuencia durante la correción de una hernia diafragmática. Hay un buen número de pacientes asintomáticos en quienes el hallazgo es incidental.

El manejo de los secuestros pulmonares es quirúrgico.

Secuestro pulmonar extralobar del pulmón derecho.

Lecturas recomendadas.

 
 
Fernando Fierro Ávila
Editor asociado
Fernando Álvarez López
Webmaster y editor
Rafael García Gutiérrez
Editor asociado

fal