Texto de Cirugía Pediátrica


 

 


 

             
 

Fibrilación ventricular y taquicardia ventricular sin pulso


Este trastorno representa el más profundo desarreglo del ritmo cardíaco; se caracteriza por la aparición de oscilaciones irregulares con una frecuencia de entre 200 y 300 por minuto. No pueden distinguirse complejos QRS ni segmento ST en el registro electrocardiográfico. Múltiples son las causas pero la cardiopatía isquémica es la más frecuente, también se presenta en la insuficiencia cardíaca, en las enfermedades valvulares, en los pacientes que reciben drogas antiarrítmicas, en pacientes con fibrilación auricular previa, síndromes de preexcitación, hipoxemia, desequilibrio hidroelectrolitico, sobreestimulación ventricular, choque eléctrico (para revertir una arritmia supraventricular o una TV), etcétera. La explicación fisiopatológica más aceptada mejor conocida para esta eventualidad es la acumulación de Calcio intracelular que se potencia a su vez, por los efectos de los radicales libres y de la acetilcarnitina de cadena larga. La expresión clínica de la fibrilación ventricular es la pérdida súbita de la conciencia, convulsiones y apnea; Su aparición espontánea es más frecuente en horas de la mañana.

Visualización en el osciloscopio de una taquicardia ventricular (arriba) y una fibrilación ventricular (abajo).

 

Algoritmo para el manejo de la taquicardia y de la fibrilación ventricular

 
 
Fernando Fierro Ávila
Editor asociado
Fernando Álvarez López
Webmaster y editor
Rafael García Gutiérrez
Editor asociado

fal