Texto de Cirugía Pediátrica


 

 


 

             
 
 

Patología del ombligo
Persistencia del uraco


Mauricio Duarte Vergara, M.D.
SCCP
Universidad Javeriana
Instituto Pediátrico Leningrado
San Petersburgo, Rusia
Profesor Asistente
Facultad de Salud. Escuela de Medicina. UIS
Jefe Servicio Cirugía Pediátrica
Hospital Universitario Santander
Bucaramanga

Objetivos.
-

Etiología.

El uraco es una estructura que se extiende desde la cúpula vesical hasta el ombligo. Está revestido de epitelio transicional, tiene una capa conjuntiva vascular y fibras musculares lisas que se continuan con el detrusor. Luego del nacimiento es una estructura tubular con una luz virtual que transcurre entre el peritoneo y la fascia transversalis por las hojas de la fascia umbilico-prevesical la cual está limitada lateralmente por las arterias umbilicales obliteradas; es una estructura triangular cuya base es la vejiga.

Luego de la semana 12 de gestación, el cordón se alarga y los restos de la alantoides se obliteran constituyendo el uraco.

Incidencia.

El uraco es permeable en el 50% de los recién nacidos y en el 2% persiste permeable hasta la edad adulta sin que constituya una entidad patológica. Su persistencia es más frecuente en el sexo masculino y en pacientes con síndrome de Prunne-Belly.
Persistencia del uraco en un paciente con síndrome de la tríada (Prune-Belly).

Cuando se presenta una falla en la obliteración de la estructura, se habla de uraco persistente y cuando existe paso de orina se trata de una fístula del uraco.

Se argumentaba que debería existir obstrucción distal de la uretra para que existiera fístula lo que actualmente está descartado, puesto que en la mayoría de los casos no existe obstrucción.


Diagnóstico.

El diagnóstico se sospecha por la salida de orina por el ombligo, la cual se hace evidente una vez cae el cordón umbilical en el octavo día de vida.
Uraco persistente. Nótese la salida de orina por el ombligo.

El diagnóstico se confirma con una fistulografía si la salida de orina es abundante. La cistouretrografía miccional también puede demostrar la fístula y confirma o descarta la obstrucción distal del tracto urinario.

El diagnóstico diferencial incluye la persistencia del conducto onfalomesentérico y el granuloma umbilical. En la primera entidad puede existir salida de contenido intestinal por el ombligo y en la segunda el ombligo es húmedo, no hay salida de líquido y con frecuencia se detecta un olor característico.

Tratamiento.

Sin tratamiento quirúrgico, la piel periumbilical se inflamará y presentará los signos clínicos y físicos de onfalitis por orina. El tratamiento consiste en la extirpación completa del uraco con resección y cierre de la porción vesical. Si coexiste obstrucción distal del tracto urinario esta debe corregirse en primer lugar.

Lecturas recomendadas.

 
 
Fernando Fierro Ávila
Editor asociado
Fernando Álvarez López
Webmaster y editor
Rafael García Gutiérrez
Editor asociado

fal